14 ene. 2010

Yo sin tu amor— Charlie: Sin historias que contar

Disclaimer: Basado en la canción de Camila “Yo sin tu amor”. Todos los personajes pertenecen a Stephenie Meyer.
Summary: Serie de drabbles y viñetas independientes basados en la tristeza de los personajes de Crepúsculo y la canción de Camila.


Charlie
Sin historias que contar


Lo sabes, siempre lo supiste, que lo suyo no duraría demasiado, ni lo suficiente. Que jamás ella podría retribuirte lo que tú le diste.
Pasas la página del álbum de fotos y la ves sonreír en una fotografía junto a ti, pero ya ella no está y lo debes aceptar, que ahora sus sonrisas son para otro hombre —aunque conservas la esperanza de que no sea así, que no haya otro —.
¿Cuántas noches has pasado en vela? ¿Cuántas mirando el pomo de la puerta desde las escaleras, esperando que gire y sea ella tras la puerta? ¿Cuántas, dando vueltas en tu cama deseando tenerla a tu lado? ¿Cuántas deseando haber llegado antes del trabajo, haberla abrazado o al menos haber conversado con ella? Muchas es la respuesta.
No te ha sido fácil; recuerdas la primera semana, cuando despertabas en la mañana y al llegar a la cocina recordabas que no, que ya no estaba.
Quisieras dejar el dolor atrás, pero no es fácil, de hecho, comienzas a pensar que es imposible, porque ya no está.
«Sólo quería libertad» Te tratas de convencer, «No tiene que ver conmigo». Cierras el álbum y dejas la cerveza vacía sobre la mesa. No te secas las lágrimas porque hace muchas noches que ya no lloras. Tomas las llaves de la patrulla y sales de la casa sin apagar las luces ni pasar llave a la puerta. Arrancas en tu auto sin respetar el límite de velocidad que tú vigilas se cumpla, sólo aceleras dejando Forks atrás.
Déjame ir. Resuenan sus palabras en tu cabeza, con la voz tan clara como si estuviese contigo en el auto.
Las luces de la ciudad te chocan con la mirada y esas gotas que odias comienzan a empañar tu vista. Quisieras poder quitarlas con un movimiento del parabrisas, pero parecen venir desde tu corazón, brotar de tus ojos… Frenas en seco y te estacionas en el hombrillo de la carretera. Dejas tu cabeza caer sobre el volante y que la tormenta caiga con todo su ímpetu. Un dolor atenta contra tu corazón, tratas de acompasar tu respiración. Tu cabeza es un remolino, ¿qué ibas a hacer? ¿Ir a Phoenix y halarla por un brazo? ¿Cuándo aceptarás que te dejó, sin su amor?



Si me preguntas, sólo puedo decir que las mujeres Swan no saben elegir. Team Charlie! Team Jacob!
Dedicado a Nadia que me sugirió usar a Charlie y por recompensa por perder una apuesta ^^




Photobucket

2 comentarios:

  1. Me gusto mucho lo que hiciste con Charlie, ya que el nunca expresa el dolor que siente por no tener a Renee.

    ResponderEliminar
  2. AAAAAAA!! lo amé, pobre Charli, te juro q me imaginaba cada cosa q decias kon tanta pena en sus ojos, la frustracion q debe de sentir por que su amada mujer lo aya dejado =(
    gracias por la dedicatoria Robin y es una gran recompensa por haber perdido mi apuesta :)
    besitos byeeee ;***

    PD: Votaré por ti, obvio nenaaaaa ;)

    ResponderEliminar

>>Déjame tu comentario para conocerte a ti y a tu opinión =P
Robin Wolfe