21 mar. 2010

Princesa de hielo -Twilight

Disclaimer: Ambos de la Meyer.
Summary: Edward fue a Alaska a recuperarse de la sed por Bella, eso es algo que Tanya sabe calmar con facilidad. El qué pasó mientras Bella esperaba que Edward volviera a Forks —situado en Sol de Medianoche. Edward/Tanya.



Princesa de hielo
Porque el hielo por muy frío que esté, puede quemar.

Edward se sienta en el sillón de cuero —parecido al de su casa —y Tanya llega con una taza humeante de sangre, se la ofrece y él la acepta sin dudar. Se ha bebido tres pumas y su garganta sigue pidiendo más.
—Es de puma, ¿sigue siendo tu favorito?
—Sí —dice Edward con voz ronca y se lleva la taza a la boca. Hace mucho que no bebe así, pero disfruta el roce caliente hacer contacto con sus labios resecos.
— ¿Qué te trae por acá? —pregunta Tanya colocando su mano sobre la pierna de Edward.
—Tuve un contratiempo —dice Edward con voz gutural, tratando de ignorar el roce de Tanya que se acerca cada vez más a su ingle.
—Ya veo —dice ella con voz sensual —. Sabes que siempre Alaska espera por ti —pestañea ligeramente y se acerca a Edward —. ¿Terminaste con eso? —toma la taza teniendo en cuenta rozar la mano de Edward. La coloca sobre la mesa y se sienta pegando sus entrepiernas, no tiene tiempo que perder.
Edward deja de respirar, traga en seco y espera que venga el beso, pero Tanya no está llena de paciencia y toma una de las firmes manos de Edward y las posiciona sobre uno de sus pechos; él se trata de resistir, pero ¿a qué hombre despechado no le gusta curarse con una mujer entregada? Está claro que a ninguno. Le aprieta un seno y ella se acerca y lo besa delicadamente en la comisura de los labios, y se aprieta a sus labios, mientras él cambia de sus senos a sus nalgas. Sus ojos dorados se encuentran y en un parpadeo se pierden.
Con los ojos cerrados el beso se disfruta más, porque no deben ver a quién besan o si le gusta o no. Sólo se concentran en entrelazar sus lenguas, saborear la sangre que ha bebido el otro y por sobre todo para Edward no sentir tentación de morder ni matar.
Sin darse cuenta ya no los protege el techo de la casa y corren por un bosque cubierto de escarcha blanca. Se lanzan al piso porque está suave y se hunden en él; se besan, se muerden: sin pasión, sin amor, sólo por deseo, despecho, dolor y una deuda que tenían por saldar.


 Robin Wolfe

3 comentarios:

  1. Hola hola amiga me encanto Princesa de Hielo sobre todo que planteas que todo fue por puro deseo,despecho y dolor.

    Que no hay amor ni pasion entre Tanya y Edward y que se dio solo por la situacion en la que el se encontraba.

    Felicidades amiga sigue asi.

    con K-riño tu amiga Eliza Cullen Black

    ResponderEliminar
  2. Me encanta el final!!! lo adore en verdad te quedo genial!!

    Besos T.K.M

    Att: Michelle

    ResponderEliminar
  3. Wow! Robin me encanto, solo que soy teem Edward...kakjakja, pero no importa esta muy bn me encanta como escribes sigue asi linda...
    besitos

    ResponderEliminar

>>Déjame tu comentario para conocerte a ti y a tu opinión =P
Robin Wolfe