18 ago. 2009

TwoShoot:Ángel y Cantante

Este oneshoot no responde al que será publicado el 5 de septiembre. Es simplemente un escrito que hice para un concurso swanseano, y lo quise compartir aquí en el blog. Espero les guste.
_____________________________________
Disclaimer: Todos los personajes y una frase al final, pertenecen a Stephenie Meyer.
Summary: Emmet acaba de ser transformado y ha controlado su sed, pero un día, ningún animal parece saciarlo. Una mordida, una cantante y un ángel. ¿Podrá Emmet controlar su sed?
___________________________________________





Ángel & Cantante

Podía contar con mis dos manos los días que habían pasado desde mi transformación. La familia Cullen era muy agradable y no me sentía desdichado junto a ellos, en especial por Rosalie Hale, su única hija y la más hermosa mujer que mis ojos hubiesen visto. Gracias a ella aún me encontraba con vida, pues había sido quien me había salvado de mi muerte lenta y dolorosa, razón que sumada a su belleza, me hacían verla como un ángel caído del cielo; ella, aseguraba que era así, que se estaba quemando en el infierno por pecar de vanidosa. Esa fue una de las primeras cosas que dijo, yo me sorprendí y a la vez, agradecí por cualquiera que fuese el pecado que estuviese pagando, si este era el infierno, maldito fuera yo por siempre.

Los Cullen seguían una estricta dieta que no les permitía consumir sangre humana, creía que no me costaría adaptarme cuando me explicaron su modo de vida, asumía que no podía desear algo que jamás había probado. Me había adaptado bien, pero esta mañana cuando salimos de caza, la sed no había disminuido tras el quinto ciervo, supe que algo andaba mal y corrí hasta llegar a donde me encontraba en aquel momento.

No era un buen barrio, ni era seguro andar por ahí con el sol brillando de aquella manera, me escondí en un callejón, aunque me aterraba, yo era un extraño en un pequeño pueblo, nadie tardaría en sospechar que yo había sido el culpable del pequeño accidente. Sin embargo, palpar el sabor que aún conservaba en mi boca me hacía sentir bien de alguna manera. Había disfrutado cada sorbo de mi banquete, seguro de que sería la última vez que se me permitiría beberlo. Relamí mis labios nuevamente, disfrutando la sal de la sangre.

Me había propuesto elegir mi presa con esmero, pero no tuve tiempo, ella me eligió a mí, no di tiempo a presentaciones, cuando estuvo lo bastante cerca y me aseguré que nadie anduviera observando, y olvidé el mundo cuando clave mi filosa dentadura en su yugular.

Unas pisadas que eran lejanas, comenzaron a adentrarse más al callejón, evite mi innecesaria respiración para permanecer lo más inmóvil posible.
-Maggie Brestlon –comenzó a decir un hombre de voz gruesa y ronca.
-¿La hija del pastelero? –inquirió el otro de voz mucho más fina.
-Sí –dijo el otro con tristeza –parece mentira que en este pueblo pasen estas cosas, todos nos conocemos. –dijo elevando la voz.
-Tal vez no fue alguien del pueblo.
-Nadie extraño ha llegado.
Sus voces y sus pasos se fueron fundiendo, estaban abandonando el callejón y yo aproveché la oportunidad para escapar. El crepúsculo había dado inicio, el comienzo de la noche, el mejor momento del día para los de mi especie.
Mi garganta estaba húmeda, y la culpabilidad me comenzó a rozar…Maggie Brestlon, otorgarle un nombre a tu víctima era algo macabro, sádico, me juré a mí mismo abstenerme de aquel elixir.
Tan rápido como había hecho mi juramento, un olor me embriagó: dulce, delicioso y prohibido. Me volví delicadamente en busca de su dueño, era un olor puro, lo más dulce que había percibido. Sentí la ponzoña llenar mi boca. Un grupo de hombres rodeaban a la dueña del olor, era alta, de cabello negro y largo, ojos como la luna, y aún así no era ni la mitad de bella que Rosalie, pero tenía algo que Rose no tenía: sangre.
Sentía como la sed me golpeaba la garganta una vez más, aunque me había saciado la sangre de Maggie Brestlon, sentía como el escarlata de mis ojos se opacaba, caminé inconscientemente hacia la dueña de mi deseo, y sentía como mis ojos se tornaban oscuros y mi garganta se secaba, empujando toda la ponzoña hacia mi boca.
Los hombres alrededor de aquella dama, parecían estarse vendiendo, debía de ser la mujer más codiciada del pueblo, y aún así, ella clavo sus ojos en los míos. Estaba seguro de que esta vez no sería discreto, no me importaría abalanzarme sobre su cuello frente a todos, deseaba su sangre con fuerza, sabía que no me controlaría.
Con la boca hecha ponzoña, sonreí fieramente.
Estaba listo para saltar, cuando escuché mi nombre cantado con la voz de mi ángel. Segundos después sentí como me tomaba por el brazo y me llevaba hacia ella.
-¡Ven! –dijo Rosalie en un tono inaudible para todos, menos para mí. Literalmente me arrastró y me subió a su auto. –estábamos preocupados por ti.
-Lo siento.
Se quedó observando mis ojos y bajó su mirada.
-¿Sediento?
-Como nunca –afirmé mientras sentía la ponzoña abandonar mi boca y mi garganta secarse más.
Ahora, me sentía en el infierno como no me había sentido antes, mi condena sería eterna.
-Estarás bien –dijo ella, y supe por el tono de su voz que ella sabía mi pecado, que ella sabía que yo había matado a alguien y que ella había impedido que matara a otra. –ya estás en el infierno, no puedes ir más abajo. –sonrió con esfuerzo, sin que la alegría llegara a sus ojos.
-El infierno no es tan malo si logras mantener un ángel a tu lado –le dije entrelazando nuestros dedos. Ella sonrió y aproveché la forma que habían tomado sus sensuales labios para besarla.
Un ángel para mí, tal vez no estaba en el infierno, al menos no aún. Regresaría por ella, quería beberla. Su sangre, ahora lejos de mí, parecía cantar para mí.


_____________________________________

Sólo puedo saber que les gusto, si dejan un lindo review. Incluso si no les gustó, quiero leer. No es de lo que más me guste de lo que he escrito, pero sí me gusta :)
El nombre Maggie Brestlon, no responde a nadie, cualquier parecido con la realidad, es pura coincidencia.

 >Lee la segunda parte 

4 comentarios:

  1. Oseea Oseea Oooooseeeaaaa O.O

    Amiga... Que OneeeShooottt! te quedo... que diigo genial... ESTUPENDOOO!!!!

    Haz mejorado muchisimooo y se nota en cada uno de tus nuevos escritos...

    Lo adooooooree... Me encantas que escribas de Emmett y Rosalie! como dije... son una pareja poco explotada y leer de ellos sienta muy bien!!!

    Te AmO Robiiinn! ^^

    ResponderEliminar
  2. ahhhh lo ame!!! Como siempre Robin!! eres genial!!! Ahhh la pobre cantante de Emmett!!! pero a kien no le gustaria morir en esos brazos!! ahahahaha besooos hermosa!!!

    ResponderEliminar
  3. precioso en verdad! espero ansiosa el del 5 de septiembre! escribes muy bien!

    ResponderEliminar
  4. Si mi "osito" siempre tan hermoso. Belleza irradiada por mi Robin en todo aquello que nos da. Besotes miles

    ResponderEliminar

>>Déjame tu comentario para conocerte a ti y a tu opinión =P
Robin Wolfe