26 ago. 2009

Encuentro de Ensueño, Capítulo 9

Disclaimer: La familia Cullen pertenece a Stephenie Meyer. Pero el resto de los personajes pertenecen a Robin, así como la historia.
Summary:
Mary termina su libro de “Amanecer” y se siente muy deprimida, pero una serie de eventos la harán pensar que la fantasía puede llegar a ser real.
_____________________________________



Encuentro de Ensueño
Capítulo 9. Leyendas


Llegué a la escuela sintiendo una especie de agujero en mi interior, y la cabeza me dolía, no quise decirle a mi mamá, ya que eso implicaría sacrificar mi tarde de compras con Alice, y realmente quería ir con ella. Tener una “tarde de chicas” con Alice me podría ayudar a descifrar mis dudas, la principal era saber si todo esto no era un simple producto de mi imaginación.
Estaba recostada sobre mi escritorio, con el suéter como almohada, tratando de que el dolor de mi cabeza disminuyera o mejor aún, se esfumara. Vanessa llegó y se sentó a mi lado como de costumbre.
-¿Qué te pasa?
Debía de tener un aspecto horrible, aunque me había dormido temprano, mis ojeras eran más notorias que nunca, y por la falta de ánimo había olvidado maquillarme. No contesté a su pregunta, sino que la miré e hice un sonido con la garganta, no tenía tampoco muchas ganas de hablar. En aquel momento, me recordé a mí misma que no es que no quisiera hablar, porque tenía deseos infinitos de aplacar el nudo en mi garganta gritando todo lo que sentía; pero tal como Bella, estaba amarrada a un secreto que no me pertenecía. Un secreto que no podía revelar bajo ninguna circunstancia.
-Oh, vamos Mary, háblame. ¿Es sobre Edward? ¿O fueron tus…-su voz se notó exaltada, como si supiese lo que pasaba -fueron tus papás, ¿verdad?
-No Vane –dije en un susurro –Edward habló con ellos y no tuvieron ningún problema. –me separé del pupitre tocando mis mejillas para comprobar que no tenía marcas de mi “siesta”. –no sé, estoy…confundida.
-¿Por qué?
Trataba de buscar una forma de convertir mi situación en algo cotidiano y natural.
-Ayer no me atendía el celular, y de pronto llego a mi casa con la grandiosa idea de que mis papás debían saber sobre nuestra relación. Eso me confunde, porque no sé si está bien o mal –bien o mal parecía una forma común de decir “irreal o real” que era lo que yo realmente quería saber –según él, su papá no estaba de acuerdo en que anduviéramos juntos sin el permiso de los míos. Su papá es muy…tradicional, supongo que por ser inglés. –o tal vez por ser vampiro. Todo depende.
-Mary, así son todos, un día contestan el teléfono, y al otro te dicen que no tenían batería. Es parte del cromosoma Y.
-Cromosoma Y –repetí.
-Pero tus papás lo aceptaron, eso es genial –dijo sonriendo y haciendo un baile extraño.
-Eso lo dices porque tus papás no aceptan a tu novio, pero mi problema es que tal vez yo no lo acepté a él. Me trae mareada Vanessa.
El profesor entró al salón y allí murió la conversación, no tengo la más mínima idea de lo que se trataba la clase, puesto que estuve toda la hora pensando en Edward, y en cómo me traía mareada, en qué serían los vecinos de los Cullen, en mi futura fiesta de cumpleaños. Ahora me palpitaba la cabeza. Comencé a respirar de forma audible para todos, sentía que me iba a venir en vómito y eso no sería nada agradable.
Cuando se acabó esa clase, fui al baño y me refresqué la cara. De alguna forma, eso me alivió y me comencé a sentir mejor, cuando iba de camino al salón, mi celular vibró, no conocía el número.
«Estaré ahí cuando salgas. Seré la del porsche amarillo, Stephenie no pudo tener una idea mejor :)»
Casi me podía imaginar a Alice escribiendo el mensaje, no había necesidad de que lo firmara, sin embargo dos segundos después llego otro mensaje.
«Soy Alice Cullen»
Me sonreí y le respondí: «Ok, Alice, estaré en la puerta, supongo que tú esperarás por mí y no yo por ti xD»
Me sentía estúpida tras escribir eso, pero lo envié y regresé con mejores ánimos al salón.
Me senté en mi lugar, al lado, Vanessa estaba hablando con Carlos.
-Mary, tu cumpleaños está cerca –dijo Vanessa con una sonrisa de oreja a oreja.
-Sí –dije medio sonriendo.
-Estábamos pensando en que los tres podíamos salir con nuestras respectivas parejas, al cine o algo así.
-Carlos, tú y yo. –Dije pensando en tener que soportar a la novia de Carlos en mi cumpleaños –con tu novio, tu novia y mi novio. –dije frunciendo los labios.
-Sí –dijo Carlos esta vez, y rodó los ojos.
-Suena genial, pero la hermana de Edward me está organizando una fiesta.
-¿Fiesta? –dijeron Vanessa y Carlos con un entusiasmo que les hizo brillar los ojos.
Me quedé petrificada, ¿podría yo invitar a mis amigos? Suponía que era una mala idea, más humanos, era la traducción de más sangre, de más corazones palpitantes, de más alimento para una familia de vampiros, para unos vecinos de procedencia desconocida.
-¡NO! –grité más alto de lo que pretendía y luego solté una risilla nerviosa. –No sé, si puedan ir –dije tratando de mantener la calma –es algo así como una reunión, casi creo que será aburrida.
Vanessa subió una ceja y Carlos volvió a rodar los ojos.
El resto del día paso rápido, exceptuando el momento en el que me cruce con Sofía, la novia de Carlos.
Cuando sonó el timbre de salida, estuve en la salida en cuestión de segundos, el auto amarillo destacaba entre los demás, por lo que rápidamente me subí y le avisé a mi mamá y a mi papá que estaba con Alice, permiso que ellos me habían dado fácilmente.
-¿Qué tal la escuela? –preguntó Alice mientras encendía el motor.
-Bien, supongo –el dolor de cabeza se me había pasado ya por completo.
Alice conducía como una Cullen, debí suponerlo, y aún así me sorprendí cuando aceleró a más de 200. Estuvimos en las tiendas en cuestión de segundos. Nos detuvimos en McDonald’s para que yo comiera. Pedí una hamburguesa y unas papas y me las comí rápido, me incomodaba ser la única que estaba comiendo, aunque no creía agradable ver a Alice disfrutar de un almuerzo. La imagen de los Cullen cazando vino a mi mente y me quito el hambre, me quedaba sólo un cuarto de hamburguesa y lo dejé.
La primera tienda a la que entramos fue una de ropa, como me supuse, Alice no me dejo pagar, alegó que aquel era mi regalo de cumpleaños para evitar que yo tuviese que abrir algún paquete en la fiesta.
-¿Puedo llevar amigos a esa fiesta?
-Hmmm…-frunció los labios –no creo que sea lo mejor.
-¿Cuántos vampiros habrán?
-Alrededor de veinte –sentí como mi rostro se tensaba –pero son vegetarianos, o al menos la mayoría.
-¿Será una fiesta con veinte invitados?
Alice sonrió ampliamente.
-Sólo preguntaste por los vampiros.
Comenzó a saltar en dirección a una joyería, no quise comprarme nada, porque todo era de diamantes y oro, y no me llamaban la atención, pero Alice sabía “conquistarme” y la siguiente tienda en la lista, era una zapatería.
Me probé tantos zapatos que acabé por no saber cuáles eran los que llevaba puestos, pero me importo poco, salí con unos tacones súper a la moda. Tuve que convencer a Alice de que se llevara puestos unos mucho más altos que los míos, porque de lo contrario, le doblaría la altura al duendecillo.
Detuvimos nuestra excursión de compras para que yo fuera al baño, y luego nos sentamos a que yo me comiera un helado. Esta vez no me incomodé porque Alice no comiera, ya que el helado estaba divino.
-Alice
-¿Sí?
-Tengo muchas dudas acerca de ustedes.
-Bueno, trataré de resolverlas –dijo con una sonrisa.
-Es que no entiendo, ustedes no son como los del libro, bueno, me refiero a…
-…Edward –completó ella.
-Sí, es tan distinto.
-El Edward del libro es…demasiado perfecto Mary, no existen personas, ni vampiros –aclaró –que sean así. La perfección no existe, y probablemente los vampiros seamos los seres más imperfectos sobre el planeta. Verás, Dios es el único ser perfecto, y de acuerdo con los pensamientos negativos de mi hermano, nosotros no tenemos alma, y sin ella, es como si perdiéramos el vínculo con Dios.
-Lo del alma sí que va en serio.
-Sí, Edward e incluso Jasper creen que la hemos perdido; Rosalie, Esme y yo nos mantenemos optimistas, y Carlisle y Emmet tienen sus propias ideas. Ellos creen que nuestra alma ha sido reforzada, como el resto de nosotros.
»Lo que dicen Edward y Jasper, es que como perdimos el vínculo con Dios, eso nos ha hecho imperfectos. Que a pesar de nuestras múltiples características de perfección, somos un error en el mundo, y que todo lo que lucimos, es un simple disfraz.
»Mi teoría, junto a Esme y Rose, es que es imposible que hayamos perdido el alma, puesto que en realidad nunca morimos, nuestros corazones no dejaron de latir, por lo tanto nuestra alma sigue allí.
-Pensé que Edward creía que el alma se perdía al matar a alguien –me acordé de otra historia fantástica: Harry Potter, los horrocruxes y cómo separar el alma.
-Sí, eso tiene sentido, pero siempre hemos sido vegetarianos. Las épocas de rebeldía que el libro relata fueron en vano, Edward jamás se atrevió a matar a nadie, aunque él te diga que lo hizo, no le creas.
-¿Sabes por qué los libros desaparecieron?
-Carlisle tiene sus teorías, cree que para empezar la autora debe ser o un vampiro, o una maga, o alguna otra criatura mítica. Si es un vampiro, es probable que haya entrado a tu habitación y se haya llevado los libros, ya que dejas abierta la ventana, podría haber pasado. Si es una maga, pudo hacer un hechizo a millones de kilómetros de distancia, y si es otra criatura, bueno, hay tantas posibilidades como criaturas en el mundo.
-Todo esto me marea.
-Lo sé, pero no tienes de qué preocuparte. Los libros nos significan nada, ya ves que tienen ciertos errores, lo importante es que sí somos reales Mary, y que el sábado la vamos a pasar en grande.
¿El sábado? Era la primera vez que mi cumpleaños estaba tan cerca y yo ni siquiera lo había notado.


__________________________________________
Una pequeña mención a los horrocruxes, en serio que me apasionan ^^
Hubo un momento que no supe de dónde estaba sacando tantas ideas locas xD
Gracias a un amigo que sin saberlo me estaba inspirando (L)
Comentario? :)

8 comentarios:

  1. HOLAA!!!
    Robin gracias por regalarnos otro cap. mas de este fanfic ñ.ñ me gusto mucho porq Mary es como ubiese sido yo kon la generosa de Alice, jajajaja dejaria q me mimara hasta por los codos, un besito q estes bn y ya kiero cuarto crecienteee!!
    BYEEE ;***

    ResponderEliminar
  2. Hola! Estuvo buenísimo el cap!!! Me encanta Alice, la adoro! y me gusta que haya sacado la idea del Porche del libro, jaja
    Tambien me gusta que Edward no sea perfecto, es como mas creíble, no?
    Gracias por subir tan rápido!!!
    Besos!!!
    Naty Celeste

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Robin! me alegra que te hayan gustado mis obras.
    Saludos desde Buenos Aires

    ResponderEliminar
  4. OMG!!! INTRIGANTE COMO SIEMPRE (NO SE PUEDE ESPERAR MENOS DE TI)
    NANCY DE MX

    ResponderEliminar
  5. Está bellísimo, como siempre! Son cortos los capítulos pero dicen mucho! Yo también me hubiera quedado sin hambre al pensar en cómo cazan los Cullen! :S Jaja, te quedó precioso! Besos, Azul :)

    ResponderEliminar
  6. wiiii ya casi es la fiesta!!! ya kiero leerlo!! ahahahaha y ver a los vecinos!!! ahhh!!! Te amo Robin!!! eres un amor!!

    ResponderEliminar
  7. Robin, ayudame a promocionar el concurso atra ves de mi blog porfis ñ.ñ

    ResponderEliminar
  8. Hola!
    Adore a Alice, aunque todavia me la paso esperando que tenga alguna vision o que Edward le lea el pensamiento a Mary...
    Se acerca la fiesta... y parece que va a ser grande... que intriga sobre los vecinos de los Cullen! xD
    Besos, Dany

    ResponderEliminar

>>Déjame tu comentario para conocerte a ti y a tu opinión =P
Robin Wolfe